Lo que empezó como algo personal de los voluntarios es hoy una tarea clave en Living Meki. Fueron esos primeros voluntarios los pioneros a la hora de ejercer como profesores y como padrinos.

A esa labor se unieron otros voluntarios y multitud de donantes particulares anónimos sin los cuales no podríamos decir con orgullo que ya son más de cien los estudiantes financiados por Living Meki.

Summer school

 

Cada verano, los voluntarios de Living Meki se convierten en profesores de inglés en la Meki Catholic School. Lo primero es asignar en España –y especialmente in situ en Meki– a los nuevos docentes las que van a ser sus clases. Se distribuyen por cursos, dependiendo del nivel de inglés de cada voluntario.

El curso escolar en Meki finaliza con el mes de julio. En ese momento comienza el 'Summer School', mes y medio de clases de refuerzo de todas las asignaturas. Durante esos días, los profesores etíopes y los voluntarios trabajan juntos para mejorar el nivel de inglés del alumnado.

 

A esto tenemos que añadir talleres de aprovechamiento de nuevos materiales didácticos y de innovación en metodología de enseñanza para los profesores, las clases de informática para alumnos y profesores o el Girls Club, un taller en el que se trata una gran variedad de temas de interés para las mujeres desde cuestiones básicas de higiene y salud hasta nociones de sexualidad. 

La asistencia es voluntaria para los niños y niñas de Meki pero las aulas siempre están llenas porque todos saben que al fin y al cabo, el dominio de una lengua como la inglesa puede significar la manera más rápida de dejar atrás la pobreza. 

Programa de becas

 

En un país donde el INB per cápita es inferior a los 250€, muchas familias no disponen de los medios suficientes para cubrir las necesidades básicas. Gracias a una beca, se pueden subsanar las carencias del niño/a y de su familia.

La beca sufraga los estudios desde la guardería hasta la universidad porque en Living Meki se apuesta por la educación como algo básico e imprescindible en el desarrollo de la comunidad.

La donación anual oscila entre los 180 y los 375€, cantidad suficiente para cambiar radicalmente la vida de una familia Etíope. Con ese dinero se financia la educación del niño/a (matrícula del colegio, uniforme, libros, etc.) y se ayuda a complementar los ingresos de las familias más necesitadas.

El apadrinamiento debe prolongarse como mínimo hasta que el niño/a complete su ciclo escolar.

Si quieres apadrinar, en este documento encontrarás toda la información. También puedes preguntarnos tus dudas a través del correo livingmekiapadrina2011@gmail.com.

matriz de cálculo - importe de la beca escolar con ayuda a familia