Uno de los focos más importantes en cualquier labor humanitaria es todo aquello que está vinculado a la sanidad. Living Meki lo componen y han compuesto profesionales de la medicina y la atención sanitaria cuyo trabajo en Meki han conformado este tercer pilar de la iniciativa.

Partiendo de la educación, con la transmisión de nociones básicas en la educación sanitaria e higiene personal, los voluntarios de Living Meki vienen desarrollando su tarea en la Meki Catholic School verano tras verano desde el año 2009.

En este apartado también se encuadrarían las actividades del Girls Club, entre las que destacan las clases sobre higiene femenina o educación sexual dirigidas a chicas adolescentes y que arrancaron en 2011.

 


 

Gracias a la colaboración de las optometristas Xisca Arrom (Fundación Bona Llum) en 2011 y Lola Meseguer (Visió Sense Fronteras) en 2012 se han podido practicar las pertinentes revisiones optométricas a más de 2000 personas, adaptando posteriormente las gafas necesarias a más de 400 personas.

Además, en estas acciones se realizó un cribado básico de patologías oftalmológicas para derivar a algunos pacientes que así lo requerían a hospitales cercanos con el fin de solucionar su delicada situación.

Durante el verano de 2012 y en colaboración con la Fundación Pablo Horstmann, gracias a su consulta de atención primaria pediátrica que mantienen abierta en el orfanato de Meki, el doctor Alex Sistiaga pudo atender y tratar casos seleccionados de patología otorrinolaringológica.

Durante estos años, Living Meki ha dado puntualmente cobertura económica para su traslado y tratamiento a determinados pacientes graves que requerían de una atención sanitaria especializada en Addis Abeba o Nazareth debido a la ausencia de personal sanitario especializado en Meki y sus alrededores.